El futuro es una economía sostenible

Mis piensos sobre economía sostenible otra vez se detonaron al ver este esquema que encontré en el Instagram de @todos_somos_reciclaje. En este se habla de tres economías: la lineal, la de reciclaje y la circular.

economia_sostenible

Economía lineal

Durante mucho tiempo hemos vivido bajo este tipo de economía. Creamos algo y lo tirábamos a un vertedero. Quizá en la antigüedad, cuando todos nuestros productos están elaborados de materias orgánicas como piel, madera o tejidos naturales, la labor de deshacerse de la basura quedaba a cargo de la naturaleza. Regresaba a su origen o formaba parte de un ciclo, al igual que cualquier árbol caído o animal muerto.

Sin embargo cuando el humano empezó a utilizar químicos que no son biodegradables como el petróleo y los derivados plásticos, este ciclo natural se interrumpió. Y desafortunadamente no fuimos lo suficientemente listos para darnos cuenta que estábamos generando un problema.

Aunque este tipo de economía no debería existir, la mayor parte del planeta aún se rige por él, aún a sabiendas de que nuestros recursos son limitados.

Economía reciclaje

Con la querella global de “conciencia y cuidado del medio ambiente” que está latente desde hace muchos años, se habló de “reciclaje”, como una solución al problema. Entonces se seleccionan algunas materias que se pueden volver a utilizar para incluir en el ciclo. Dando a estas una limitada extensión de vida antes de convertirse finalmente en desperdicio.

Reciclar por sí solo, únicamente retrasa el problema. Y desafortunadamente en México se confunde el reciclaje con “rescate de residuos” y a su vez con la economía circular.

Economía circular

Hasta el día de hoy, la economía circular es la mejor propuesta de desarrollo y economía que tenemos para solucionar el problema de residuos y la obtención de materias primas que tenemos.

En ella se plantea usar las materias primas ya extraídas y procesadas como materia prima. Se plantean otros términos que acompañan al reciclaje. Como: reparar, reutilizar o retornar una vez cumplido el ciclo de uso.

Este tipo de economía nos muestra que cualquier empresa deberá tener una infraestructura posterior a la creación de un producto. También deberá saber qué hacer para deshacerse de él, que partes podrá reutilizar y que tendrá que tendrá que re-manufacturar. A simple vista parecería caro y complejo, pero una vez puesto en marcha se ahorrarían gran cantidad de trabajo en obtención de materiales. El usuario final siempre sabría qué hacer con algo que ya no quiere y en teoría no se generaría residuos.

Lo que nos llevaría a tener una economía sostenible. ¿Cuáles son tus piensos sobre este esquema? ¿Ya sabes cómo tus productos pueden entrar en una economía circular? Conversemos en redes sociales Facebook, Twitter o Instagram.


Conoce Fortaleza Energy, invierte en proyectos por el planeta http://fortaleza.energy/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .